miércoles, 22 de febrero de 2012

La División Azul


Había leído en la historia que el soldado español era el mejor del mundo, y ahora, viéndolos en el frente ruso, lo he comprobado.

La división española lucha en primera línea sin interrupción, en uno de los sectores más dificiles y de decisiva importancia para los combates defensivos. De este modo la División Azul ha hecho el más alto honor a su Patria en la gran lucha anticomunista.

Cuando la División Azul regrese a España tendremos que expresar, tanto a ella, como a su bravo general, el reconocimiento debido a una lealtad y a una valentía llevadas hasta la muerte.

Adolf Hitler, Führer Canciller del III Reich
Jefe Supremo de la Wehrmacht.

La 250. Einheit spanischer Freiwilliger de la Wehrmacht, más conocida como la División Azul (Blaue Division, en alemán), fue una unidad de voluntarios españoles que sirvió entre 1941 y 1943 en la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial, principalmente en el Frente Oriental contra la Unión Soviética.

Origen

Aunque España no intervino oficialmente en la Segunda Guerra Mundial del lado de Alemania, Francisco Franco envió a jovenes voluntarios españoles para que se unieran al ejército alemán. De este modo, podía mantener la neutralidad española mientras simultáneamente compensaba a Hitler por su ayuda durante la Guerra Civil Española. El ministro de Asuntos Exteriores de la época, Ramón Serrano Súñer, creó un cuerpo militar, al principio de la Operación Barbarroja, y Franco envió una oferta oficial de la ayuda a Berlín. Hitler aprobó el uso de los reclutas españoles el 24 de junio de 1941. El reclutamiento se detuvo cuando se alcanzaron efectivos suficientes para formar una división (unos 18.000 hombres), cuyos elementos serían jefes y oficiales voluntarios provenientes del ejército regular ,reclutados en las jefaturas provinciales de toda España, estudiantes universitarios pertenecientes al SEU y mercenarios que aprovecharon los altos pagos que recibían tanto por parte del Estado español como del Alemán, coincidiendo con una época de dificultades económicas en España.

El 50 % de los oficiales y soldados eran militares de carrera, muchos de ellos falangistas veteranos de la Guerra Civil y estudiantes de las distintas universidades. El general Agustín Muñoz Grandes fue designado para conducir a los voluntarios durante su primer año. Posteriormente le sustituyó Emilio Esteban Infantes.


Los integrantes de la División Azul partieron de España con los uniformes de sus unidades de origen, del Ejército de Tierra o de las milicias de la FET y de las JONS. Al llegar a Alemania y recibir el uniforme de la Wehrmacht, los falangistas se negaron a dejar la camisa azul, que llevaban en sustitución de la reglamentaria, por lo que la división se empezó a conocer como "División Azul".

Uno de los personajes más interesantes de la División Azul fue José Miguel Guitarte, Consejero Nacional y IV Jefe nacional del Sindicato Español Universitario en el momento del alistamiento a la División Azul en julio de 1941. Otros dirigentes del SEU combatieron junto a Guitarte, fueron: Secretario General del SEU, Jesús Gutierrez del Castillo; Secretario General del Servicio Profesional, José María Moro y Martín-Montalbo; y el Secretario General del servicio Exterior, José Hernández Cuevas.

El 13 de julio de 1941 salió de Madrid el primer tren de españoles rumbo a Alemania. Tras cinco semanas de instrucción en el campamento de Grafenwöhr (Baviera) el grupo formado por estos se transformaría en la 250 división de infantería del ejército alemán, integrada inicialmente por tres regimientos de infantería y uno de artillería, con los numerales 262, 263, 269 y 250 respectivamente, más unidades divisionarias de anticarros, exploración, comunicaciones, zapadores y Cuartel General.

El 20 de agosto, tras prestar juramento de lealtad a Hitler (el cual se modificó especialmente para mencionar la lucha contra el comunismo), la División Azul fue enviada al Frente Ruso. Fue transportada en tren a Suwalki, Polonia, desde donde tuvo que continuar a pie. Después de avanzar hasta Smolensk, se desplegó en el sitio de Leningrado, donde pasó a integrarse en el XXXVIII Cuerpo de Ejército alemán, que formaba parte del XVI Ejército.

Contra el comunismo

Tras la invasión de Rusia por el ejército alemán el 22 de junio de 1941, surge la idea en España de enviar voluntarios al frente ruso. Con esta idea, se forman regimientos que del 12 al 20 de julio cruzan la frontera. Se instruyen, uniforman y arman en Grafenwör (Baviera), el 31 se jura la bandera y fidelidad al Führer, abandonando posteriormente el campamento y llegando en tren hasta Polonia. Desde Suwalki y Grodne, como la División 250 de la Wehrmacht, se inicia una marcha de 40 días por Wilna, Molodeschno, Minks, Orscha, Dubrowna llegando hasta Witebts. Desde aquí, en camiones y trenes llegan al frente del Wolchow para cumplir con su glorioso cometido de derrotar a la conspiración comunista mundial.

Bautismo de fuego

El 12 de octubre del 1941, Día del Pilar, la División Azul recibe su bautismo de fuego. El 15 de octubre se hace el reconocimiento de la zona "La Casa del Señor", el 18 empiezan las operaciones cruzando el río Wolchocw, estableciendo la "posición Navarro", ocupando Smeiko, Russa, Sitno y Tigoda. El 22 se atacan los cuarteles de Dubrowka, quedando casi aniquilado el batallón 250, "el día de la Tía Bernarda". El 27 se ocupa Nitkilino, produciéndose seguidamente ataques rusos. Los alemanes ocupan Schewelevo, Otenski, Possad y Wischera, que ceden a los españoles. La cabeza de puente sufre fuertes ataques rusos, especialmente en Pissad, que queda cercado a mediados de noviembre.

El 8 de diciembre se abandona la cabeza de puente volviendo a la orilla izquierda del río, evacuando Possad y Otenski; el 10 de diciembre Sitno, Tigoda y Nitkilino. El 11 Smeiko y la Posición Navarro. Se ocupa un frente desde Udarnik hasta el Lago Ilmen. Los rusos continúan atacando y el 27 de diciembre, cruzan el río entre Udarnik y Lubkowo, aplastando la Posición intermedia. A finales de diciembre de 1941 se cede este frente a los alemanes y en la nueva situación la punta del frente más al sur es Gorka.

Al principio del año 1942 los rusos atacan desde Leningrado las mesetas de Waldai, al sur del Lago Ilmen. Una guardición alemana, queda cercada. El 9 de enero en la División Azul se forma una compañía de esquiadores, que cruza el lago para ayudar a los alemanes y dicha compañía tiene casi el 90 % de bajas propias. Los rusos atacan continuamente la carretera de Schudowo. Una guerra de posiciones se desata hasta marzo de 1942, en el que los rusos rompen el frente por las líneas alemanas, formando la Bolsa de Wolchow que dura hasta junio. En una semana los españoles hacen 5.000 prisioneros.

Desempeño

El despliegue era el siguiente: el 262º Regimiento en el subsector de Nóvgorod; el 269º Regimiento cubría el subsector Norte con retaguardia en Podvereje y el 263º Regimiento en el subsector Centro y en el subsector del Ilmen, los Grupos Anticarro y de Exploración. El Regimiento de Artillería se posicionó al oeste de Nóvgorod, en donde quedó establecido el Cuartel General.

Desde su llegada al frente, en octubre de 1941, la División Azul sufrió fuertes pérdidas en el sitio de Leningrado, debidas tanto al combate como a la acción del frío. A partir de mayo de 1942 empezaron a llegar desde España más efectivos para cubrir las bajas y relevar a los combatientes heridos. Hasta 46.000 voluntarios sirvieron en el Frente del Este, de los cuales alrededor de unos 24.000 eran reclutas.

Después de la caída del frente en Stalingrado, la situación cambió y más tropas alemanas fueron desplegadas en relevo de las españolas. Esto coincidió con el cambio en el mando de la división, que fue asignado al general Emilio Esteban Infantes. Finalmente los aliados comenzaron a ejercer presiones sobre Franco para que retirase las tropas voluntarias. Las negociaciones iniciadas por éste a finales de 1943 concluyeron con una orden de repatriación escalonada el 10 de octubre.


Bajas

En total, de 45.000 á 47.000 soldados sirvieron en la División Azul en Rusia. Unos 5.000 de ellos fallecieron, y más de 8.600 fueron heridos, 2.140 quedaron mutilados (unas 16.000 bajas en total). 372 fueron hechos prisioneros de guerra por el ejército soviético. Sólo unos pocos lograron sobrevivir a los largos años de privaciones y trabajos forzados durante el cautiverio. Mientras que la mayor parte de los soldados alemanes, italianos, rumanos y de otras nacionalidades fueron puestos en libertad tras cinco años en los campos de internamiento, la mayor parte de los prisioneros de guerra españoles de la División Azul hubieron de esperar hasta 12 años. Los 220 hombres que sobrevivieron fueron repatriados de Odesa a España en 1954, llegando al puerto de Barcelona el 2 de abril en el barco Semíramis fletado por la Cruz Roja.


En mayo se iniciaron relevos con voluntarios de refresco hasta marzo de 1943. En agosto de este año la División cambia de frente, pasando al de Leningrado. En el Wolchow hubo 1400 muertos españoles. Tras la derrota de Stalingrado, los españoles ocupan un sector defensivo entre Puschkin y Salutz y Kolpino, atrincherado, con enemigo muy cerca con mucha artillería y tiradores especialistas. Dicho frente ocupa 29 km. de línea a 10 km. de Leningrado. Gran ofensiva rusa sobre el Lago Ladoga. Para ayudar a los alemanes en el sector de Mga, se envía un batallón del que quedan 20 hombres. El 10 de febrero se produce un fuerte ataque ruso a la ala derecha española con mucha y pesada artillería. El ataque desborda al frente, pero los rusos solo avanzan 5 km, hasta Krassnij-Bor. El 19 de marzo, se produce un fuerte ataque ruso que fracasa. Durante el verano se producen muchos golpes de mano. El 18 de julio los rusos bombardean el Cuartel General Divisionario, estando reunidos casi todos los generales y jefes. El 5 de octubre del año 1943, se produce la última acción de guerra de la División.

No obstante, aun quedaban en representación unos 1.800 hombres, que componen dos banderas de infantería y una bandera mixta, formando la Legión Española de Voluntarios. Tras breve estancia en los cuarteles de Hamburg, se incorporan al frente de la División Alemana número 121 el 20 de diciembre, ocupando 11 km. de frente en la zona de Kostowo. El frente alemán se derrumba. El 19 de enero de 1944 se inicia una retirada de siete días hasta Ljuban. Desde allí a Luga y luego a Janeda, Estonia.

Luchando hasta el final

Después de la disolución de la División Azul en 1943, llega desde España la orden de repatriación. El 15 de marzo se entregan las armas y el 21 de marzo de 1944 regresan a España. A pesar de esto, algunos soldados españoles rechazaron volver a España (entre 1.500 y 3.000 hombres) y parte de ellos se alistan a la Waffen SS.

Otros atravesaron la frontera española furtivamente por Lourdes, Francia. Las nuevas unidades fueron llamadas colectivamente la Legión Azul. Los españoles seguían siendo inicialmente parte de la 121ª División de Infantería, pero aun así se ordenó la repatriación de esta unidad en marzo de 1944, siendo transportada de nuevo a España el 21 de marzo.

El resto fueron reagrupados en otras unidades alemanas, como la 3ª División de Montaña y la 357ª División de Infantería. Otra unidad fue enviada a Letonia. Dos compañías se unificaron con el regimiento de los Brandemburgueses y la 121ª División alemana en Yugoslavia para luchar contra los partisanos de Tito. Cincuenta españoles entraron en los Pirineos para combatir a la resistencia francesa. La 101ª compañía Spanische Freiwilligen Kompanie der SS 101, de 140 hombres, compuesta por cuatro pelotones de fusileros y un pelotón de oficiales, fue unida a la 28ª División de Voluntarios Granaderos Valones de la SS, luchando en Pomerania contra el ejército soviético.

Más adelante, como parte de la 11ª División de Granaderos SS Nordland y al mando del SS-Hauptsturmführer Miguel Ezquerra, luchó los últimos días de la guerra contra tropas soviéticas en la batalla de Berlín.

600 voluntarios españoles de la SS se vieron diezmados hasta el número 200, los cuales fueron con la División Francesa SS Charle Magne y algunos restos dispersos de otras divisiones y la Hitlerjugend, los últimos defensores de la Cancillería del cercado Berlín.

Con esta batalla de Berlín, se puede dar por finalizadas las acciones de guerra de los Voluntarios españoles, que aunque oficialmente la División Azul se retiró en 1943, extraoficialmente tuvo su continuidad primero en la Legión Azul, y a partir de 1944, en las Waffen SS.

Condecoraciones

Concedidas a los soldados y los oficiales de la División Azul:

2 Cruces de Caballero (una con Hojas de Roble)
2 Cruces de oro
138 Cruces de Hierro de Primera Clase
2.359 Cruces de Hierro de Segunda Clase

visionblanca

2 comentarios:

  1. Mi Padre(q.e.p.d.)cayó herido en Leningrado,fué condecorado con la Cruz de Hierro y otras al Mérito Militar,se llamaba Adolfo Castelao Fernández,y estuvo en Artilleria 2º Grupo Plana Mayor.Me siento muy orgulloso de su valia,pues fué un Valiente y nunca cambió de chaqueta como otros advenedizos que han roto la Patria en Pedazos de Reinos de Taifas.HONOR A LOS HÉROES!

    ResponderEliminar
  2. Adolfo Castelao González13 de septiembre de 2013, 11:01

    Quisiera saber donde puedo adquirir las revistas de comisario,ya que aparece mi padre nombrado en alguna,se llamaba Adolfo Castelao Fernández y entre otras condecoraciones tenia la CRUZ de HIERRO.-Gracias por la información.Mi correo es adolfo.castelao@hotmail.com

    ResponderEliminar