jueves, 1 de septiembre de 2011

La ministra de Trabajo alemana propone crear unos "Estados Unidos de Europa"

Vamos camino y esto no lo para nadie, porque será por las buenas o por las malas, hacia una moneda única mundial, un gobierno único (ONU), hacia un único ejército mundial (OTAN), hacia un banco que dependan y marquen las pautas que dicte el FMI y hacia la pérdida de la soberanía de las patrias y la libertad del pueblo. Seguramente esto ya está planeado hace años por parte del Club Bilderberg, que sigue con su agenda hacia la esclavitud total del pueblo


Unas declaraciones de Úrsula von der Leyen, la ministra de Trabajo del Gobierno de Angela Merkel, han desatado de nuevo el debate sobre el futuro de la zona euro en Alemania. En una entrevista en Der Spiegel, la cristianodemócrata propone como solución convertir a la UE en una especie de "Estados Unidos de Europa". "Mi objetivo es los Estados Unidos de Europa, a imagen de los estados federales de Suiza, EEUU o Alemania", dijo en la entrevista.

Según Von der Leyen, una unión política permitiría unificar cuestiones importantes en materia de política financiera, impositiva y económica "aprovechando las ventajas de la grandeza de Europa", ya que para hacer frente a la competencia global no es suficiente una moneda común.

Asimismo advierte contra un desmembramiento del viejo continente, ya que ello haría que "se formen distintas alianzas en Europa con los consiguientes peligros para el mercado interior común y la cooperación política".

Von der Leyen insiste además en su exigencia de que los países que acudan al fondo de rescate avalen los créditos con sus reservas de oro o industrias estatales.

"No queremos volver a vivir que cada un par de años nuevos gobiernos piensen que la fiesta puede volver a empezar", afirma la titular alemana de Trabajo.

Sus declaraciones complican un poco más la delicada relación de la CDU con sus socios de Gobierno, el Partido Liberal (FPD). Merkel ya había sido muy criticada por sus socios y por miembros de su propio partido por avanzar en la construcción de un gobierno económico común y este lunes ha vuelto a ponerse de manifiesto la variedad de opiniones dentro de su propio gobierno.

El jefe del grupo parlamentario del FPD, Rainer Brüderle, afirmó que "a crisis del euro no se resuelve nombrando una especie de ministro de Finanzas europeo", en declaraciones a la primera cadena de la televisión pública alemana ARD.

Incluso dentro de la propia CDU hay voces contrarias a la idea del gobierno económico como el vicepresidente de su grupo parlamentario, Wolfgag Bosbach, que rechaza el traspaso de más competencias económicas a Bruselas al respecto.

"Tenemos un problema enorme con la deuda y no podemos permitirnos tener además un problema de legitimidad democrática", dijo Bosbach a la segunda cadena de la televisión pública alemana ZDF.

Libertad Digital

1 comentario:

  1. jajajajajaja

    ...al mal tiempo buena cara. Lo que hay que ver...

    ResponderEliminar